Cerrar

Comprar un van de segunda mano : nuestros mejores consejos

  • Por
  • Publicado el 2 octubre 2017
  • 709
  • 6
Compartir

¿Quiere ir de paseo con su caballo en otro sitio o ir de competición? El van es un remolque especialmente diseñado para transportar caballos, entonces es la solución ideal para desplazarse en toda seguridad con su(s) caballo(s). Sin embargo, es importante elegir un van que le conviene, igual que lo haría con un coche de segunda mano. No dude en examinarlo y probarlo antes de comprarlo.

Haga la lista de sus prerrequisitos

Elija el van que corresponde perfectamente a sus necesidades y expectativas. Para eso, empiece con una selección en Internet: cargo horizontal o en oblicuo, techo de poliéster con barras metálicas, chasis con buenas suspensiones, paneles laterales de aluminio anodizados, ventilación, suelo de aluminio, doble puerta trasera con cierre de Cremona… Y también guadarnés para sillas, separación de aluminio sobre carriles correderos, rueda de recambio, sin olvidar los colores, el diseño y un aspecto moderno… Elija lo que quiere. Ciertos remolques también tienen un sistema de apertura anti pánico. Ventanas ahumadas orientables, estabilizador trasero galvanizado con luz integrada o también sistema cortaviento son elementos que tiene que tener en cuenta antes de comprar un van de segunda mano.

¿Vendedor particular o profesional?

Comprar el van de un particular puede resultar más barato. Sin embargo, al menos que tenga conocimientos en mecánica, más vale comprar el van de un profesional. En efecto, los profesionales suelen vender remolques con garantías y pueden aceptar su antiguo remolque, igual que un garaje con su antiguo coche.

Calidad, acabado, seguridad: 3 puntos imprescindibles

Antes de comprar un van de segunda mano, que sepa que se necesita un carnet de conducir E para los remolques de matrícula roja (MMA superior a 750kg*), y un vehículo con un motor potente (min. 130 caballos) para remolcar la carga, por ejemplo un 4x4 o una berlina.

En ciertos casos el carnet de conducir B es suficiente (remolques de matrícula blanco con MMA hasta 750kg*), pero en cualquier caso usted tiene que verificar y aplicar las legislaciones en vigor.

Cuando tiene una idea precisa del tipo de van que quiere comprar, búsquelo en equirodi.es (el marcado Internet más importante para la compra de remolques de segunda mano). Luego, organice una visita de compra.

Examine cada parte del van

Es importante asegurarse de que todo funciona y de que el van respeta las normas en vigor: bombillas, muros lisos, barra de pecho lisa, suelo plano, resistente y conformo a las normas, puente en buen estado, revestimiento del suelo, techo y neumáticos en buen estado (sin óxido). El interior no debe presentar asperezas peligrosas para el caballo. Lo más importante es el suelo. Tiene que soportar cargas muy pesadas. Tenga mucho cuidado con los suelos de madera. Pregúntele al vendedor si se trata de un suelo nuevo o no, y si suele guardar el van en un lugar protegido o no.

Insistimos. Es muy importante que esté vigilante a la hora de comprar un van de segunda mano. Igual que un coche, plantéese las buenas preguntas.

La conclusión de RODI

  • Elija un van como si fuera un coche o un camping-car. Examine el estado general pero también cada detalle funcional, técnico, material...sin olvidar los elementos de seguridad y las normas.
  • Defina un rango de precios y criterios precisos.
  • Asegúrese de que ya puede conducir un coche grande con un remolque cargado.
  • Use los servicios de un profesional para investir de manera segura en un van adecuado.
Vans de segunda mano en venta

*MMA: Masa máxima autorizada es el peso máximo de un vehículo incluyendo tara más carga.
TARA: Masa del vehículo o remolque en vacío.

Has encontrado este artículo interesante ?

Comentarios

Tienes que estar conectado para poder comentar este artículo.

¿Todavía no eres miembro? Crear una cuenta

equirodi

à propósito del autor

EQUIRODI